Gestão de riscos corporativos

En nuestro tiempo, una empresa sin gestión de riesgos apenas puede sobrevivir en el mercado. Para aquellos que aún no están familiarizados con el término, la Gestión de Riesgos es un conjunto de actividades destinadas a manejar y controlar una empresa contra posibles amenazas. Esto va desde la planificación y el uso de los recursos humanos hasta los materiales comprados para evitar riesgos o manejarlos.

La idea final detrás de todo esto es una mejora continua de los procesos de la empresa, con el fin de aprovechar las actividades comerciales. Ya hemos abordado este tema recientemente en este blog; para leer la publicación, simplemente haga clic aquí.

Muchas empresas ya han entendido la señal de alerta sobre la importancia de este modelo de gestión; sin embargo, algunos todavía no saben cómo llevarlo a cabo de manera efectiva.

En esta publicación, puede echar un vistazo a los pasos clave para tener éxito en la gestión de riesgos corporativos.

 

Pasos clave para la gestión del riesgo corporativo

Por lo general, las empresas cuentan con departamentos específicos a cargo de este tipo de gestión. Tienen la tarea de mapear posibles amenazas y desarrollar estrategias de prevención. Además, son responsables de poner en práctica los planes y estimular a todos los empleados, para que todo suceda según lo planeado.

Hay 5 pasos clave para hacer una buena planificación:

1- Identificación

Debe conocer a toda la empresa para mapear los posibles riesgos. Debe comprender las debilidades y vulnerabilidades de la empresa, e incluso debe saber en qué etapa se encuentra actualmente la compañía, si está madurando o si está en la fase de crecimiento, expansión o consolidación. Una vez establecidos estos puntos, será más fácil identificar, comprender y analizar los riesgos.

2- Análisis cualitativo

Después de mapear los riesgos, es hora de escuchar a los gerentes de la compañía, para comprender los procesos y actividades de cada sector. A través de un análisis cualitativo, se puede definir el nivel de importancia de cada riesgo, junto con las posibilidades de que se haga realidad.

3- Análisis cuantitativo

Este paso consiste en investigar, a través de datos y números, cuáles son los posibles impactos y efectos que las amenazas identificadas pueden tener en la empresa.

4- Planificación de la respuesta

Ahora es el momento de enumerar los riesgos en orden de importancia, para desarrollar una escala de priorización. La idea es crear tal escala desde los niveles más altos de impacto y probabilidad hasta los más pequeños. Luego debe crear un plan para rastrear y eliminar las amenazas. Los métodos de solución de problemas definidos deben ser específicos y estar basados ​​en hechos.

5- Monitoreo

Este es el último paso. En este momento, usted debe vigilar si los procesos de prevención se están implementando y analizar cómo se comportan los riesgos. Existen varias herramientas que pueden ayudarlo en esta tarea, generando controles sistemáticos, informes, indicadores de rendimiento, mecanismos de control, etc.

Con estos 5 consejos, puede estructurar e implementar una buena gestión de riesgos para su empresa. Y si tiene más consejos que proponer, ingréselos en el área de comentarios y ayúdenos a mejorar aún más esta publicación. 😊

No olvide suscribirse a nuestro boletín y mantenerse actualizado sobre todo lo que sucede en el mercado B2B. ¡Hasta la próxima!